19 jun. 2006

Murcia qué hermosa eres


En Murcia la gramática del español deviene un lugar fronterizo, en Murcia la fonética, el vocabulario, todo adquiere otro tono. Ya decíamos que en las fronteras las libertades son mayores, porque no exiten definiciones precisas. La literatura de viajes, fuera de los géneros del canon de la retórica, pudo hacer uso de esa libertad que le permitió desarrollarse de las múltiples formas imaginables: diario, novela, dibujo, esbozo, acuarela, óleo...
Se escuchan en la mañana los gritos alados que quiebran el cielo.
¿Cuál es la belleza femenina en Murcia? Lo sublime, diría yo.
En París las mujeres poseen el erotismo por excelencia, la máxima sensualidad.
En Murcia, sin embargo, se muestra más lo evidente, grandes traseros se pasean con minifaldas dejando ver partes con celulitis. Pero finalmente atrae, atrae porque, después del romanticismo, bebemos de la libertad para seducirnos por el abismo, porque uno sueña, como Woody Allen, con un pecho gigante que lo persigue, lo acosa, siendo aquello que le dio la vida, que se la sigue dando y se la quita con el deseo, y por lo que moriría.

2 comentarios:

giandus dijo...

..si, claro, estos traseros tan amplios, canones de belleza mozarabe (y mediterranea en general), iconos de fertilidad y abundancia, testigos de dulzura maternal, de postres ricos y mantegados, inspiracion para voluptuosos recuerdos, recuerdos de Amalia, irresistible morena...Amalia, ahora celosamente trancada en el cuarto del Samurai, entregandose para su exclusivo plazer..
..ayayay, Amaliahh, que saudades..!

Nieves dijo...

Amalia, tú y yo la conocemos, Giando, esa mujer que desangra los sentidos cada mañana, que con sus pechos nos abraza la cara para desearnos un buen día. Amalia, la morena tan dulce, salada y amarga, en sus nalgas dormiría toda la vida.