10 jun. 2006

Skopje


Recibí la sorpresa esta mañana, alertas y sonidos silenciados del móvil, de que uno de los grandes amigos se ha ido a vivir a Skopje, en la República de Macedonia. Una ciudad entre unos imperios y otros, con una historia fragmentada, sí, en esos lugares de las fronteras en los que no está todo idéntico, unívoco y definido crecen los bosques más oscuros y bellos de la vida. Supongo que después de un año en París debe sentirse mucha diferencia.
¡Hoy brindamos por ti, Juan! ¡Próximo destino Skopje! Buscaré en detective los restos otomanos.

No hay comentarios: