29 may. 2007

Gacela Thomson


Hacer la revolución no es fácil, pero da muchas alegrías, porque se conocen a personas, personajes y demás seres vivos maravillosos en el camino. Créanme, hay personas en la vida realmente excepcionales.
Aquí les presento a la gacela Thomson, amiga de Tucán. La conoció por allá por Serengeti, creo, cuando intentaba liberar a otras gacelas del yugo de los que también las querían hacer animales de compañía y de granja. Eran unos que las intentaban salvar de la intemperie de la depredación de los leones, encerrándolas entre cuatro pareces, al parecer amplias, pero sin dejar de ser cuatro paredes. Ya saben, la libertad condicional, lo que se llama libertad sin serlo, la venta de sueños de libertad que indirectamente llevan directos a un juego de prisiones. Cosas del día a día.
Pues la gacelita Thomson tiene una mirada, ¡ay!, en ella se ve toda la pasión de quien está atravesado por una lucha, por una resistencia, por unos ideales. Sí, hay personas en la vida excepcionales.
Así que Tucán le contó la historia de Lagartija, Tortuguita y Tabarca, y para allá que se ha marchado a hacer una visita. Me da que Lagartija, Tortuguita y Tucán están totalmente prendados de ella, ¡quién puede resistir la mirada de una gacela Thomson revolucionaria!

2 comentarios:

Carmen dijo...

Ay, niña, que tus amigas Lagartija, Tortuguita y Gacelita Thomson y tu novio, Tucán, están haciendo que me de cuenta de cuántas paredes he levantado y sigo levantando a mi alrededor; y no sólo para mí: peor aún, también para proteger a los demás de la intemperie de la depredación de los leones... ya sabes, coartar la libertad de los otros a costa de motivos de bajo presupuesto ideológico-revolucionario...
Creo que voy a unirme a la revolución!!
Mil besos, preciosa. El jueves, cena en casa.

Nieves Soriano Nieto dijo...

Mujer, si ya estás en la revolución, que me digan que tú, animalita de Tabarca, no eres una revolucionaria. Las cosas con calma, y, para tener casa, hay que tener cuatro paredes, claro está, sólo que hagámosla nómada, aunque sea la casa de toda la vida, que sea nómada, como las casas de la Arquitectura Radical. Ya sabes tú de esto mejor que yo. Ens veurem el dijous!!