2 may. 2010

Fragmentos romanos LXXIX


Lost in translation
Crucé los límites de Babel. Alcancé a imponerme su destino. Sentí de cerca lo que oso a negar en la cotidianeidad. La violencia abrumó con sólidas letras. Como piedras golpeando las puertas del embarcadero hacia la nave de los locos. No hay mayor dolor para quien ama el lenguaje que morir preso de la melancolía de no alcanzar a comprender los sentimientos verbales de otros.

2 comentarios:

Say dijo...

Cruzar los límites...
calzarse en los pies esas bailarinas...las hojas en el suelo...como estrellas...que pueden guiar...apasionadamente...en el traslado...

Nieves Soriano Nieto dijo...

El traslado consuetudinario de la vida nómada...