28 may. 2010

Fragmentos romanos XCVII



No alcanzas a mesar un cabello, gris lluvia romana. Ardor de pieles ignífugas te desafían. Áspera plañidera, lloras porque no fuiste guiada hasta el confín del amor.

2 comentarios:

Pilar Turiso dijo...

Una bonita canción para acompañar tus palabras.
A mí también me gusta la música de Madeleine Peyroux.
Besos

Nieves Soriano Nieto dijo...

Gracias, Pilar. Descubrí hace poco un poco más en profundidad a Madeleine Peyroux, y creo que la voy a elegir como música que acompañe el libro de la investigación.
Nos vemos pronto, prontito. ¡Qué ilusión! Dale un beso a Gala de mi parte y uno inmenso para ti.