5 jul. 2010

Fragmentos fronterizos XXI


Escritura fronteriza

La escritura nace del paisaje sentimental. Y éste nace no sólo de la época, sino del lugar geográfico habitado. Para entender cada estilo debemos preguntarnos antes desde dónde ha sido escrito. Existen lugares de bucles y espirales que afirman el valor en la normalidad de generar poca novedad. Existen ríos de palabras que nacen del ímpetu revolucionario de ciudades vertidas.
El grado cero de la escritura de Roland Barthes resulta un ideal teórico imposible de alcanzar por la naturaleza arraigada de la escritura. No hay escritura sin literatura, como no hay escritura sin parajes.
El escritor fronterizo es movilidad por naturaleza. Reúne en la misma persona diversos estilos. Éstos proceden de diferentes paisajes sentimentales. El escritor fronterizo ancla su escritura en la transición geográfica. Su vida es el movimiento que sucede entre casuales anclajes. Cual arácnido, el escritor fronterizo teje la escritura desafiando al viento porque nace del viento.

No hay comentarios: