5 ago. 2011

Fragmentos luminosos LXVI


Mujer sombra

A veces apareces. Apareces oscura en las tres calles del piélago manchego. Allí llegan tus aullidos de loba herida. Sin embargo, en esas tres calles fuimos felices. Sólo el tiempo del camino inexacto supo precipitar la tragedia. 
Por fortuna quedaste en la biografía suspendida cual pretérito perfecto simple.

No hay comentarios: