6 sept. 2010

Fragmentos digeridos III


¿Universal antropológico?

El gong vespertino se filtra por resquicios. Un ligero olor a azufre. Llega su baile entre hojas de palmeras. De este lado de acá los aviones aterrizan. Espacio, tiempo, raíz. El espejo de la vida digerida. Aquel largo año de viaje iniciático y una conclusión. Puede ser que el humano tenga un universal más allá de toda cultura. Su capacidad de amar. Bien amarse a sí mismo, bien amar a los demás. Pero a fin de cuentas amar.

No hay comentarios: