1 sept. 2010

Fragmentos digeridos II

Habitar lo deshabitable

Ya está. Ahora aquí. Frente a frente. Añejo ron de la ventana cubana. Comienza la digestión pesada de la arquitectura. A lo lejos un lago. No es Hakone. No es Monte Rotondo.
Feliz impulso que habita lo deshabitable.

No hay comentarios: