19 sept. 2010

Miguel Brieva





El ácido crítico de la palabra y el poder visual de la imagen. Así son las ilustraciones de Miguel Brieva (Sevilla, 1974): instantes éticos que nos ponen frente a la verdad con la desnudez de la vida y el caminar por el filo de una katana. Frente a ellos sólo nos queda pensar. Gran tarea que hace auténtico al ser humano.

4 comentarios:

Ana Cuéllar dijo...

Estas ilustraciones reflejan en su patetismo, amargura, asepsia, un aspecto triste y desgraciado inoculado sin parar en las mentes y en los corazones de las personas. Es una realidad infeliz evidente,sólo para unos pocos, como Miguel Brieva.
La felicidad es un estado del ser, que se gana a pulso con la vida.
Ana

Nieves Soriano Nieto dijo...

Y la felicidad, Ana, no se puede alcanzar sin conocer antes las realidades infelices. A mí me parece necesario el estado crítico para alcanzar el optimismo.
Besitos.

brenestorming *** dijo...

Dicen que la ignorancia es la felicidad!!... puede ser, pero yo coincido con Nieves.
Paz y amor

Nieves Soriano Nieto dijo...

Gracias, brenestorming!!