23 mar. 2011

Fragmentos luminosos XVIII



Color Albaricoque

Ahí llegan. Los redobles de tambores del piélago que amamanta las olas. Ahí llegan. Como el beso que sorbió el azúcar de las aves. O la impertérrita pluma de la sonrisa. Ahí llegan. Brotando. Como lavas de fuente color albaricoque. Sólo las letras fueron palabra cuando se compuso tu nombre de mujer.

No hay comentarios: