13 feb. 2007

Ana Juan


Hace casi un año me encontré con una fantástica exposición de Ana Juan en el Casall Solleric de Palma de Mallorca. Descubrí a una maravillosa artista, tan pintora, como escultora, con un interior al que me asomaba de una manera apasionada. Y ahí quedó ella, grabada dentro para siempre. Nunca le he concedido el homenaje inmenso que ha ocupado en mis inquietudes.
Ella ha dedicado tiempo a ilustrar en revistas, como Madriz en su primera época, realizando también carteles, postales, ilustrando en periódicos españoles como El País o El Mundo, hasta pasar a ilustrar en el periódico The New Yorker, lo que le habrió paso a la reputación en el extranjero. También ha dedicado gran parte de su tiempo a ilustrar cuentos para niños, desde Blancanieves a La Bella Durmiente. Ha pasado por diferentes épocas, desde la más expresionista-cubista hasta la de influencia del arte japonés.
Hoy, precisamente hoy me han regalado uno de los maravillosos libros para niños, llamado Frida, sobre la vida de la pintora mexicana, escrito por Jonah Winter e ilustrado por Ana Juan. Abro el libro como si se tratase de un cajón mágico lleno de tesoros, como si tuviese una especie de mirada de niña que sirve de hilo rojo para acercarme a su arte.
Tan sólo quería hacerla conocer a quienes no la conozcan, porque abrirá pasiones en vuestros corazones.

4 comentarios:

Rosa dijo...

Que tesoros nos descubres, no tenia el placer de conocer ha esa autora que ilustra portadas como las del New Yorker, tiene un estilo distinto entre lo oscuro y fantástico endulzado por trazos con mucho color y perspectiva, solo he podido vislumbrar en paginas virtuales pero ahora gracias a este mar de información podemos visitar museos y emocionarnos en el sofá del cuarto. He visitado la pagina de la artista y algunas otras y tiene dibujos impresionantes contorsiones aritméticas de cuerpos difíciles de imaginar y posee sin embargo lienzos de extraordinaria simpleza que de igual forma encanta e hipnotiza al espectador, solo he podido ver un atisbo, un resquicio pero era impactante y hermoso aunque reconozco que la pintura de tal estilo no me había llamado nunca mucho la atención pero examino que este no esta nada mal tiene su propia magia y emotividad
Gracias por compartirlo

Nieves dijo...

Me alegra que alguien más que yo conozca a Ana Juan, sea más o menos preciada. Rosa llena de curiosidades, la tarea revolucionaria de la vida es la de aprender lo que no se sabe, y enseñar lo que se sabe. Todos tenemos cosas que aprender, y cosas que enseñar. Ahí está la generosidad humana. Gracias.

Coke dijo...

Yo conozco a Ana Juan personalmente, (es mi tía) y es tal cual sus dibujos, muy alegre simpatico y cariñosa.

kokekito dijo...

Yo conozco a Ana Juan personalmente, (es mi tía) y es tal cual sus dibujos, muy alegre simpatico y cariñosa