6 jun. 2007

El rey de la casa


Hasta el 24 de septiembre se puede ver, en La Virreina de Barcelona, la exposición "El rey de la casa" en torno a la cuestión de la infancia en los países occidentales hoy día. Una de esas exposiciones que magníficas contemporáneas en las que se plantea, de nuevo, una cuestión que tiene que ver con una realidad social, convirtiéndose el arte en una forma de narración de las mismas y de reivindicación.
Un gran lugar de documentación comparativa sobre la historia del papel de la infancia en la cultura occidental desde la Grecia Antigua hasta hoy día. En ella se plantea, siguiendo la línea de los análisis foucaultianos, que la cuestión de la niñez no es algo que pertenece a lo biológico, sino que evoluciona en su concepto a través de la historia cultural. Puede verse cómo se fue abriendo el espacio a la noción de "infancia" como algo que encuadra una parte determinada de la sociedad, y cómo se le fueron dando atributos, dependiendo de la clase social a la que perteneciera el niño, tales como el de la inocencia, a raíz del Emilio de Rousseau, o la fantasía, como los protagonistas de Peter Pan. Conviviendo estas nociones con otro tipo de infancia que no poseía caracteres propios en sí, la infancia del proletariado que trabajaba en las fábricas.
Finalmente, se plantea la situación de la actualidad, observándose que la noción y el comportamiento de la infancia hoy día está en proceso de cambio debido a la sociedad tan tecnificada, y que las nociones en torno a la de "inocencia" sobreviven en los límites de la desaparición. A través de diversos tipos de arte, desde el documental al juego de ordenador, pasando por el óleo, se plantean estas cuestiones. Bien se exponen, a través de una serie de documentales, los diferentes tipos de vivencia y convivencia del niño en las diferentes clases sociales (realizado por David Carabén), o bien podemos participar en un juego de pinball digital, realiado por Javier Candeira, en el que a cada golpe de bola convertimos al niño que nos asignan en una persona con diferentes tendencias (tantas como los estímulos azarosos que le llegan en su realidad cotidiana). Todo bajo el lema "adultos a los diez, niños a los cuarenta".
Una exposición magnífica para aprender sobre la realidad buceando en ella.

2 comentarios:

Carmen pensó, escribió y dijo...

Además, pueden todos ustedes encontrar en esta exposición a servidora, a veces paseando, a veces ordenando trípticos, a veces -si no hay nadie mirando- jugando al pinball, y las más de las veces esperando al visitante que quiera compartir un rato de su tiempo e intercambiar impresiones. Me encantaría más aún si no me pagaran por ello.

Nieves Soriano Nieto dijo...

Es precioso encontrarse contigo allá en la exposición, buscarte por todos los rincones, e intuir que o estás leyendo un libro de Tabucchi, o jugando a la máquina del pinball.
Mil gracias.