4 oct. 2010

Fragmentos digeridos XIX


No nos restauren

Romper el lienzo a pincelazos. En ese instante se encuentra el color. Quebrado por la pasta de la luz de la nada. Pintar a ciegas en el tacto de la ausencia. Ahora que no es en tu sexo, encontrarse el vacío que tensa la esencia del ritmo pictórico.

No hay comentarios: