18 oct. 2010

¿Madres vaca?


En el Magazine, suplemento del periódico El Mundo, de ayer 17 de octubre 2010 se publicó un reportaje titulado "Madre o vaca". Pueden ustedes leerlo en este enlace
http://www.youkioske.com/prensa-espanola/magazine-el-mundo-17-octubre-2010/
La autora, Carmen Machado, plantea básicamente una argumentación pseudofeminista en la que defiende que existe una esclavitud asociada al hecho de amamantar a un hijo.
Por mis cortas entendederas -disculpen el ímpetu de mi raciocinio- el feminismo ha tratado de luchar contra la desigualdad cultural y social entre los géneros. Haciendo una defensa de la igualdad desde la igualdad o la diferencia de géneros.
Sin embargo, ahora el pseudofeminismo, en boca de la lucha que tantos años está costando a tantas pensadoras y activistas, hace una defensa de la irresponsabilidad. Un paso más de la infantilización de las sociedades "occidentales".
Resulta que, siguiendo esta argumentación, cualquier hecho es una condena. ¿Todo aquello que nos exija una respuesta de nuestros actos -responsabilidad- va a ser una esclavitud? ¿Pero no es el ser humano desde el punto de vista ético un ser que debe responder de lo que hace, que debe asumir las consecuencias de lo que hace, que debe adquirir compromisos con lo que hace?
Acabaremos por convertirnos en animales, hasta llegar a rechazar hasta a nuestros propios hijos. Gran premonición el Saturno del Pseudo Goya.

6 comentarios:

florecejonia dijo...

Bravo, Nieves! Qué me emociono y todo! :-)

Sonia G A dijo...

Ojalá nos re-convirtiéramos en animales.No nos plantearíamos estas cosas, nos reiríamos de aquellos que cuestionaran lo incuestionable.

Nieves Soriano Nieto dijo...

Gracias, Ada!! Gracias a ti que me has hecho leer este artículo...

Nieves Soriano Nieto dijo...

Sonia, sí, si nos convirtiéramos en animales tendríamos ese instinto de cría sin planteárnoslo. Pero también podríamos tener el instinto de matar a nuestras crías cuando no viésemos futuro biológico para ellas, como hacen algunos animales.
Supongo que hay que pensar un poco, lo justo para no devenir la parte brutal del animal, ni tampoco la parte irreal de la Razón pura.
Un placer leer tu blog, por cierto.

Maxi dijo...

¿Qué es el hijo de la vaca?: la vaca misma desdoblada, así que no es de extrañar que le procure hasta la vía láctea a su hijo. Solo a una vaca disecada se le puede ocurrir demandar que se haga cargo el gobierno político de sus hijos. Las ideologías se llevan mal con la naturaleza, especialmente con la naturaleza humana. Y es que la libertad es jodida de rumiar cada día.

Maxi

Nieves Soriano Nieto dijo...

Libertad de espíritu, sí, para pensar incluso contra o más allá de las ideologías.
Besos, Maxi.