10 may. 2011

Historias para Minerva I


Esta es la historia del mar que soñaba Minerva. En el mar vivía una calamar amarilla pequeñita y grande a un tiempo. Se llamaba Lola. Se hacía pequeñita pequeñita cuando tenía que cruzar las rendijas de los barcos que se habían hundido, porque le gustaba buscar los tesoritos de hierro antiguo. Y grande grande cuando estaba sola nadando y nadie la veía. Era inmensamente presumida. Se hacía quiquis en las patitas, pero siempre se dejaba algún pelo suelto revoltoso y juguetón. A veces se ponía un vestido largo, de fiesta, pero se le olvidaba abrocharse del todo la cremallera e iba enseñando un trozo de su culito sin darse cuenta. En el fondo lo sabía. Pero le daba igual. Le encantaba no ser perfecta.

2 comentarios:

Maxi dijo...

Y añádelé esta canción:

(Con voz de besugo):
/ / /, / - / E (palo palo palo, palo palito palo E).
(Con voz de rana):
/ / /, / - / E (palo palo palo, palo palito palo E).

(Con voz de otros animales y más deprisa: REPETIR)

Nieves Soriano Nieto dijo...

Fuiste padre, ahora abuelo, y, aunque el cansancio de la vida se note en la piel, tus ojos sigue brillando igual de emoción y tus labios pronuncian las mismas hermosas melodías. Gracias, papá.