20 may. 2011

Historias para Minerva IV



Sé dura como el diamante y frágil como el cristal. Sé guerrera y soñadora, insurrecta y entregada. Ama como nadie a alguien, y déjate amar de igual forma. Abre los ojos a la vida. No te dejes vencer más que por la muerte. Lucha, vive, siente, aprende poco a poco a vivir en paz. 
Y siempre el brazo de tu tía por si necesitas alguna vez apoyarte para caminar.

2 comentarios:

No tingues por dijo...

Qué bellas palabras, como siempre. Minerva será y es muy afortunada pues a uno no le dedican unas palabras así todos los días.

Nieves Soriano Nieto dijo...

Gracias, Katanita, también tú siempre tienes esas bellas palabras que dedicar.