12 oct. 2011

Fragmentos luminosos LXXXVIII


Cultivar

No respiramos polvo, ni dormimos en casas de adobe frágiles. No cazamos para comer, ni necesitamos buscar las ramas secas para hacer una hoguera que nos caliente. No tenemos más callos en los pies que los del calzado incómodo que elegimos. La carne de las carnicerías no está llena de moscas, ni los gatos pretenden comerse en el descuido las mollejas. No bebemos agua llena de bacterias diarreicas, ni conducimos carreteras de un asfalto datado de un siglo ha. No usamos cuchillos para apuñalarnos, ni vivimos bajo el yugo de gobernantes autoritarios.
Que no les vendan sólo la historia de que somos esa sociedad de sabios que creó el pensamiento en la Antigua Grecia. Porque también somos la sociedad que inventó de forma novedosa y por ocio la tragedia. Por eso nos quejamos. Porque no sabemos cultivar, sí, porque ni cultivamos ni nos cultivamos. [Cultivar, del latín  moderno "Cultus", es decir, "cuidado, veneración, devoción". A su vez, palabra derivada del latín antiguo "Colere", es decir, "honor, aprecio"].

No hay comentarios: