17 nov. 2014

Fragmentos mamíferos LII



Oxitocina

Es como una ensoñación, como esos lugares que se visitan en el instante primero del sueño. Sensitiva, sensorial, sensual. Es como una borrachera a los sentidos que los llena, los viaja, los sugiere, los incita. Es como toda borrachera: hermosamente placentera mientras dura, placentera en el recuerdo y con su periodo de resaca física y emocional. La borrachera no es más que un ataque de viento que hace quebrar o perder el centro. Sin embargo, la oxitocina es diferente: ella es bella, tranquila, dulce. Haciéndote volar, no arrebata el centro, sino que te va enraizando poco a poco más, sin que apenas te percates y sin apenas poder hacer nada por remediarlo.

No hay comentarios: