10 nov. 2014

La decepción democrática del 9N



Esto es un país de traca. Ayer acabé bastante decepcionada con el proceso del referéndum en Cataluña. La verdad es que me esperaba algo más serio. De hecho, estaba muy ilusionada. Hacer un referéndum para mí merece grandes respetos, porque, junto a las votaciones para elegir gobierno, es una de las herramientas democráticas por excelencia, ya que se pregunta la opinión sobre un asunto importante al pueblo. Hasta ayer el gobierno catalán me merecía también gran respeto con la afirmación de la realización del proceso de consulta a su pueblo, incluso aunque España lo declarara anticonstitucional. Pero, claro, cuando uno ve lo torpemente que se ha manejado el proceso, sin un censo real, metiendo en las votaciones a menores de edad, etc., al final acaba por concluir que en el fondo el gobierno catalán está utilizando una herramienta democrática para hacer uso populista y demagógico en favor de su partido. Me recordaba a cuando estuve en el Yemen en las elecciones del 2006. Menores votando, niños, gente sin identificar que también votaba. ¡En fin, un proceso bananero! A ver si se toman de una vez la democracia en serio los políticos y dejan de insultar a su pueblo con procesos bananeros. Serio fue lo que hicieron en Escocia, por ejemplo.

11 comentarios:

Mònica Amorós i Gurrera dijo...

Me parece terrible tu escrito, propio de alguien que pontifica de lejos sin haber visto nada de cerca. En el Yemen 2006 estuviste. En Catalunya 2014, no. No juzgues desde la distancia, puedes equivocarte mucho.

NSN dijo...

Tienes razón en que sin vivirlo, no se puede hacer un juicio que no sea subjetivo. Aunque viviéndolo tampoco. Entraríamos en el debate de la objetividad. Pero acepto que sin vivirlo se es más subjetivo. Ahora bien, ¿cómo me quito yo el sentimiento de decepción que tengo sobre el proceso? Yo también quiero un referéndum serio, que la Constitución se modifique y me gustaría ser catalana y votar sí a la independencia

Mònica Amorós i Gurrera dijo...

Anda, y a mi también me gustaría. Pero luchamos con lo que tenemos, simplemente. Las votaciones de ayer fueron límpias. Todo el que quiso votó libremente. Y hubo bastantes provocaciones...pero ante todo somos demócratas, que cada cual vote lo que considere. Y ganó el sí-si. Simplemente. Miras estas fotos: http://www.324.cat/noticia/2524611/politica/El-No-tambe-vota-al-9-N

NSN dijo...

Bueno, yo creo que ganó la abstención, pero eso no se considera nunca en las elecciones. Después el Sí-Sí y luego el Sí-No y por último el No-No. Me equivoco?

Mònica Amorós i Gurrera dijo...

Te equivocas si lo miramos democráticamente hablando. Quien no vota, no tiene voz, por lo tanto, le da igual lo que salga y acepta el resultado, no crees?
Eso de ganar sin mover un dedo siempre me ha parecido absurdo. Para mi tiene más valor saber qué piensan los que levantamos el culo del sofà y fuimos al colegio electoral, nos registramos, nos incribimos para votar y votamos. Siempre he pensado que si quieres algo, tienes que levántate y cógerlo, porqué nadie va a traértelo. Si no te sientas a la mesa a comer, no comes, hay más para los otros. No votar es una opción, claro, pero en ningún caso me parece que tenga que ser reconocida. Eso de la mayoría silenciosa me suena a muy absurdo.

NSN dijo...

Precisamente por no considerar los votos blancos, nulos y abstenciones estamos gobernados en España por una mayoría absoluta de 10 millones de votantes. La abstención significa y mucho. Significa que hay un gran número de personas a las que no les convence algo. Quizás el sistema de votación, quizás lo que hay que votar

Mònica Amorós i Gurrera dijo...

No lo creo. Hay gente que no quiere participar del sistema. Que le da lo mismo una cosa que otra. Lo sé por experiencia. He participado en todas las elecciones de forma activa y siempre hay una abstención crónica. Algunos con el argumento: "todos son iguales" se desentienden.
En otro orden de cosas, sucede lo mismo en la escuela. Siempre hay padres que participan, algunos algunas veces y otros nunca. De hecho, la mayoria no hace nada, somos muy pocos los que participamos.
Creo que la partipación tiene que fomentarse desde pequeños. En eso todos tenemos responsabilidad. Yo he tenido abstenciones hasta para las votaciones del delegado de clase...

NSN dijo...

Algo se fomenta mal cuando tantas personas se abstienen, pues

Anónimo dijo...

Nieves, no dejes de mirar las cifras de participación en su contexto. Cataluña tiene, en todo tipo de comicios, uno de los porcentajes de participación más altos de España. No digo que sea justo que 7 millones de catalanes tengan que ser gobernados por 1,8 (o que 47 millones de españoles lo sean por 10), pero puestos a quejarse de la abstención, ¿por qué hacerlo el día después del 9N? Es un problema de toda España. En el norte de Europa esto no pasa. Aquí interesa que pase. La reflexión no puede quedarse en que ha ganado la abstención el 9N (que sí, que puede verse así), sino que debiera ser ¿por qué siempre gana la abstención en España? Googlead cifras de abstención de Elche, Badajoz, Lérida, Valdemoro... tanto en municipales como en generales o en europeas. Me hace mucha gracia lo de que en Cataluña ha ganado la abstención!!!

Carmen Cascajosa

NSN dijo...

Sí, algo funciona mal para que haya tanta abstención. Quizá tenemos poca educación democrática. Yo estoy ahora en ética enseñando el tema de la democracia española, intento fomentar que se impliquen, pero creo que al final les llega lo que pienso en el fondo, que deberíamos quemar el parlamento y empezarlo de 0

Mònica Amorós i Gurrera dijo...

Entonces estás fomentando que se impliquen. Quemar el parlamento y comenzar de cero también es implicarse ;-)

De acuerdo con Carmen, por cierto.