25 feb. 2010

Fragmentos romanos XLIII


Revolución


Un amigo roza el vacío. Renunciaba a sus propias ideas. Éstas una vez lo habían elevado sobre volcanes, cimas, simas. Lo habían hecho rasgarse la voz en pos de los parias. La revolución, pensó, se hace desde dentro. Conviviendo entre fascistas. Minando las petulantes telas de araña de la institución. Desde dentro. Dar la espalda y marcharse. Tal fue su elección. Su último acto en esta empresa. Dicen que lo vieron en las costas gallegas tarareando la internacional con la melena enredada. Foucault relata que buscó la barca de los locos. Se subió en ella aquel día en que se percató de que la revolución se hace desde dentro.

No hay comentarios: