12 feb. 2010

Fragmentos romanos XXXVIII




Desnudo de ciudad. La nieve te hizo ser transparente. Estas piernas que escalan, hoy apenas pueden sujetarte. Sigo besándote entre pequeños precipicios de minúsculas rocas. Con el desliz de tu garganta que grita. Con el quebrado caparazón que te ausculta. Ése es el lugar. Búsqueda horizontal la de los seres bípedos. Ser tan frágil. Ser tan fuerte. Como este copo que fragmento con los dedos. Y sigue ahí. Más pequeño. Sigue ahí. Ya es agua.

2 comentarios:

Pilar Turiso dijo...

La fotografía preludia un hermoso pensamiento.

¡Qué bello fragmento! Irradia armonía y sensibilidad de cada una de las palabras.
Besos.

Nieves Soriano Nieto dijo...

Gracias, Pilar, tú siempre tan generosa en tus palabras para conmigo.
Quedan apenas unos días para veros.
Sólo puedo soñar con ello, de corazón.
Besos.