28 feb. 2010

Fragmentos romanos XLVII


Amazona

Descubrir que la nieve es lluvia delicada que desgarra. Como una pluma aparece el adjetivo. Verte sin apenas cerrar los ojos. Un año pasa. Cada vituperio báquico busca un nombre. En este día sólo alcanzo a recordar el vuestro. Hoy regresaréis a casa. Un domingo pasa en la cocina. Podríamos preparar aquel pastel pasto de libidos. Fresas, flores de cerezo arrullándonos. Fiestas que protegen el corazón de guerreras que creyeron ser ninfas.

2 comentarios:

Pilar Turiso dijo...

Que el día de hoy lo guardes en la caja de la felicidad.
Besos.

Nieves Soriano Nieto dijo...

Gracias, Pilar, fue emotivo, muy emotivo. Besos.