9 ene. 2011

Fragmentos digeridos LXXXII


花火

Como un río de vertidos caudalosos, la mano fragmentada de coherencias. Romper la lingüística, agitar la palabra muda de ausencia. No hay más cerezo que el de la rama seca. El sabor del beso incendiado. El golpe a la vida descastada. Día de olas fronterizas, llegas. Una cresta el arrebato de alcanzar. Irse. Irse para nunca poder regresar.

No hay comentarios: