8 ago. 2010

Disculpa al lector

Foto: Nieves Soriano Nieto
Kamakura (Japón)

Por una serie de comentarios recibidos desde el anonimato con un carácter de ataque contra mi persona fiscal, me he visto obligada a optar por la moderación de comentarios. Esto quiere decir que el lector no podrá hacer comentarios que serán directamente visibles, sino que primero llegarán a mis ojos.
Una opción que a priori no me resulta agradable en la interactuación con el lector, porque se impide la total libertad de actuación del mismo en este espacio.
Ello no quiere decir que la lógica no sea la misma, ni que ustedes no puedan hacer aportaciones críticas cons- o deconstructivas. Tampoco implica que no se puedan establecer diálogos. Silenciaré tan sólo mi palabra a todo aquello que implique insultos, aberraciones o cualquier tipo de cuestión que tenga que ver con tratos desigualitarios al conjunto de la especie humana. Básicamente por dos razones: en primer lugar porque violan el principio fundamental de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y en segundo lugar porque son actos delictivos.
Espero puedan llegar a disculparme.
Abrazos fraternos y cariñosos, salud y revolución.

2 comentarios:

LA FELICIDAD TIENE NUESTROS NOMBRES dijo...

He llegado a tu blog y me maraville con cada lectura!! Y nada de disculpas, pues hay que defender los Derechos Humanos, en todos sus sentidos. Un abrazo desde Buenos Aires.

Nieves Soriano Nieto dijo...

Gracias por tus palabras y por defender la integridad de las personas. Me alegra que te guste el blog. Creo que es el mayor placer para la escritura. Abrazos desde Japón.