8 ago. 2010

Fragmentos fronterizos XXXIX


Vencida por los Otaku

Empatía. Calurosos caminos sobre patas de cervatillo. Imponderable río de personas que son sabios en la Forma. La única posibilidad de supervivencia sea refugiar el corazón en un muro impermeable. Pero vivimos cual lagartija desarmada. De sangre fría, se respira el calor de los otros para ser un yo. La locura, los gritos, las chirriantes melodías. Todo invita al consumo en Harajuku. Vértigo. En apenas unos segundos se consumió la llama que invita a la pasión.

No hay comentarios: