1 ago. 2010

Fragmentos fronterizos XXXV


Incienso de flores de fuego (線香花火)
(Fuegos artificiales
)

Noche calurosa. La tierra del sol deviene fuego. El silencio de las casas vive dentro. La calle es el estrecho lugar donde brotan las almas. Pequeñas flores arden con la naturaleza. Toman vida tan presto como la pierden. En apenas unos instantes colman de belleza. Terrestres estrellas fugaces. Copos ardientes de nieve. Habitamos la melancolía en ausencia. Lo efímero (Hakanai. はかない) en la tierra del sol es la catarsis en Aristóteles. Del rizo de un samurai brotaba una lágrima.

No hay comentarios: