17 ago. 2010

Fragmentos fronterizos XLV


¿Clientela o clientelismo?

En la tierra del sol contemporánea se vive la filosofía del cliente (お客様). La vida es recorrido de pequeños pasos de clientela. Quien consume es tratado de una forma que ronda la perfección, en tanto que brinda la vida al que ofrece el producto. Así, recíprocamente, los que nos dan la vida con el producto que ofrecemos a la sociedad deben ser tratados también de la mejor forma que se pueda alcanzar a crear. Cuando uno consume no tiene que preocuparse de nada, en tanto que todo está pensado para las necesidades. Abrir un tarro de mermelada en la tierra del sol no es una azaña en la que se tengan que buscar las formas para hacer entrar aire en el vacío. Visitar un baño público tampoco implica desarrollar habilidades avanzadas de equilibrismo y contorsionismo, porque uno puede llegar a defecar en un amplio y limpio espacio escuchando la Novena Sinfonía de Beethoven. El diseño es avanzado. Una gran utopía de comfort. Tan avanzado que nuestro instinto de simios buscadores de formas de supervivencia queda atrofiado.
Entonces podemos llegar a preguntarnos cuál sea la contrapartida de tales hechos. Con todo resuelto ¿nos podemos llegar a hacer minusválidos para la supervivencia? Con todo resuelto ¿podemos llegar a rondar la filosofía del pensamiento único? ¿Necesitamos padres hasta el momento de la muerte, queremos ser eternos adolescentes o podemos optar por vivir de forma autónoma?

No hay comentarios: