22 nov. 2010

Fragmentos digeridos L


Palabras para Raquel

Es cultural el hecho de abogar por pensar poco. "Tienes que relajarte", "desconecta", "ponte un poco la televisión para no pensar". Sin embargo, la naturaleza humana es curiosa e inquieta. El ser humano es ser humano porque tiene la capacidad de pensar (Cogito, ergo sum). No hacerlo implica dejarse llevar por los patrones generalizados, ser pasto de ideologías, pensamientos únicos, modos de actuar que nos dictan otros.
El pensamiento es libertad. Los diferentes puntos de vista sobre un asunto son una forma ética de acercarse tanto a las cosas como a las personas. Y son éticos porque implican el autoconocimiento (Sócrates) y la sabiduría sobre cómo abordar los asuntos personales con respecto a sí mismo y con respecto a los demás.
¿Desconectar? Para las máquinas. Nosotros somos mucho más frágiles y verdaderos.