1 nov. 2010

Fragmentos digeridos XXXV


Monasterio de la Cartuja. Granada

Contrapunto del silencio. Polifonía de voces exhaustas de verbalizar. Tu trabajo es fatiga de Hércules. Detalles, estelas, errares. Barroco barrocoso. Soy en voluta sin ser en misticismo. ¿Cómo creer en el ruido que no deja entrar lo que osa salir de boca divina?
Denme un espacio límpido. Déjenme elegir la fe de este latido. Su nombre entonces será dios para mí.

No hay comentarios: