4 nov. 2010

Fragmentos digeridos XXXIX


Amor vs. Economía
Sucedió. Brotó el deseo cuando surgió la vida. Nació el latido de la mano del don. El ser humano es sentimental por naturaleza. En el origen del amor está la sombra. Como esa frontera de la que no se atisba procedencia ni meta.
De los afectos no hay contabilidad posible. La tarea del economista es silencio ante el corazón. Ni la ciencia, ni la Razón. Tan sólo algún mito perdido entre los escribas podría desdibujar una minúscula parte de lo que significa amar.