12 jun. 2011

Historias para Minerva VI


Piececitos de imán

Dicen que si pones la mano en la barriga de tu madre una fuerza de atracción imantada nace de tu cuerpo. Y esa mano de tu tía que te toca nunca más se vuelve a despegar. Entonces tus dedos y pies son como formas matéricas de escultura. Tan vívidos. Tan reales. 
Estás ahí. Debajo de todo esto, tan pequeña. Y aquí fuera casi todo gira ya en torno a ti.

No hay comentarios: