28 dic. 2009

Fragmentos romanos XXI



Corazón salvaje


V
aliente corazón que vive en tierra de nadie. Escalas montañas que te llevan a precipicios. Navegas mares de nubes. Piensas en caer. Sin embargo, subes a la cima más alta, allí donde se vislumbran los paisajes felices: el conocimiento.
Eres pura geografía sentimental. Corazón con alas de abeja. No queda inédita cada vez tu presencia. Me mostraste una brújula sin agujas y un mapa borroso. Me invitaste a subir a lomos de tu caballo. Eran rastas su pelo. Eran gafas de sol sus ojos. Le quitaste la brida. Era libre, corazón de caballo volador de artista. Quisimos llegar allí donde se pierde el horizonte.

1 comentario:

Anónimo dijo...

...tu locura de mujer poeta,destruye las trampas de mis orgullos.