25 dic. 2009

Pina Bausch. Cafe Müller











En 1978 se estrenó por primera vez la danza Cafe Müller dirigida y coreografiada por Pina Bausch, que es también la actriz principal.
Con esta pieza se abre la danza a un nuevo espacio que no tendrá retorno. Después de Cafe Müller, los cuerpos ya no deben adaptarse a un canon de belleza física para poder danzar. Tampoco los pasos constriñen la libertad de expresión de los cuerpos en su propia naturaleza y sentimientos.
La danza, así, deviene también, como lo habían hecho las demás artes, una forma de liberación revolucionaria de los parámetros establecidos, de los conceptos que lo condicionaban. Es reino de la libertad de expresión de la subjetividad.
Personalmente, para esta servidora, Cafe Müller es la historia de amor más bella y mejor narrada tanto en espacio, como en materiales, como en música, como en tiempo. Es un pequeño paraíso utópico donde los sentimientos se desbordan.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Un beso colosal para una mujer de mirada infinita...